intermarmor
krishnasaigranites

Tendencias del mercado de la piedra natural en Alemania en 2016

En una situación como la que vivimos, en la que continuamente se está hablando de crisis económica mundial, alto nivel de endeudamiento, desempleo, poco crecimiento económico, etc., es fácil olvidar que hay mercados que marchan bien en la industria de la piedra natural. No nos referimos a esos relativamente pequeños mercados emergentes que llevan unos cinco años creciendo y que están en el punto de mira de todo el mundo. Nos referimos nada menos que a Alemania, un país de 80 millones de habitantes con una economía sólida. Para captar el pulso del mercado, hablamos con varias personas, la mayoría grandes importadores de piedra, y hemos recogido sus puntos de vista e impresiones.

Un aspecto se hace evidente inmediatamente en todas las conversaciones. Incluso en un país tan ecológicamente sensible, que venera todo lo natural, la piedra artificial ha entrado en el mercado de forma significativa, tanto que las empresas de piedra natural de todos los países, ya sean canteras o fábricas, tienen que estar alertas ante esta nueva amenaza. Los avances en impresión digital y en otras innovaciones tecnológicas han conseguido que las baldosas de cerámica que ahora se producen sean copias casi perfectas de la piedra natural, y en algunos casos les resulta difícil incluso a los profesionales de la piedra diferenciarlas. Muchas empresas afirman que en Alemania, donde la industria de la construcción está mejorando, esta nueva tendencia está en aumento: mientras que la demanda de piedra ha aumentado muy poco, la demanda de piedra artificial se ha incrementado sustancialmente. Los argumentos que dan los proveedores de piedra artificial son que los marmolistas valoran el gran tamaño de tabla que se puede producir, su facilidad de mantenimiento, que a menudo también es valorado con el consumidor final, la disponibilidad en cantidades ilimitadas, algo que valoran especialmente los almacenistas de piedra, factores todos ellos que hacen aumentar la aceptación de la industria de la copia. Y, sí, la piedra artificial se vende en el mercado a precios relativamente altos, lo que significa que es un buen negocio para toda la cadena logística. Una piedra natural barata, y cualquier producto barato en general, resulta poco atractivo para casi todos los que forman parte de la cadena de distribución: significa menos beneficios aunque el esfuerzo, el compromiso financiero y los riesgos son los mismos.
 
 
Como Jos Simmons, de la empresa Michel Oprey & Beisterveld, ubicada en Holanda pero que vende mucho a Alemania, afirma, los arquitectos prefieren formatos grandes en sus proyectos y, a menudo, ya no insisten en la piedra natural. Además, la piedra artificial se presenta ahora en un espesor de 6 mm sin redes. Las tendencias han cambiado también, los arquitectos a menudo mezclan piedra natural y artificial. Por ejemplo, en un vestíbulo de un hotel, la zona de más tráfico, el arquitecto puede que emplee piedra artificial, pero para la parte del vestíbulo donde hay sofás y sillas para que se sienten los clientes se prefiere la piedra natural, para conseguir un aspecto de lujo que sólo la piedra natural puede ofrecer. Las empresas de piedra artificial hacen un trabajo de márketing muy superior. Proporcionan expositores de diseño muy atractivo a los showrooms. Proporcionan los resultados de las pruebas de sus materiales desde el principio; han entendido mejor que la gente de la piedra natural que los arquitectos nunca emplearán ningún material sin conocer de antemano los resultados de las pruebas.
 
ROSSITTIS es uno de los más conocidos importadores de Alemania, la mayor empresa del país en piedra natural. Tiene tres almacenes enormes en las ciudades de Holzwickede, Brinkum y Waldorf. También tiene una cantera en Brasil. Gerhard Rossittis, Presidente de la compañía, está oficialmente retirado, pero es tan activo y apasionado por el negocio como cualquier adolescente. Según él, el mercado de la demanda de la piedra natural se ha mantenido estable. El marketing es importante en el mundo de hoy y la piedra artificial ha hecho bien al centrarse en los puntos de venta. Pero él ve a la piedra artificial como parte de una tendencia de moda que tendrá un ciclo de vida de unos 10-12 años. Como señala, hay algunos acabados tales como piel, chorro de agua o flameado que no admite la piedra artificial y que sólo puede ofrecerlos la piedra natural. Indica que las baldosas de cerámica no se pueden cortar con herramientas diamantadas normales, y esto es un problema para los marmolistas. Pero reconoce que la piedra artificial se está utilizando cada vez con más frecuencia en interiores. Sin embargo, insiste en que la piedra natural va a mantener su puesto.
 
El mercado de la construcción en Alemania ha revivido en los últimos dos años. Se está experimentado un crecimiento tanto de edificios comerciales como de viviendas.
 
Un aspecto curioso del segmento residencial, al contrario de lo que ocurre en la mayoría de los países, es que este crecimiento está siendo impulsado por personas de más de 60 años. La gente de más edad, a menudo retirada, quiere hacer mejoras en su casa y generalemte prefiere para ello piedra natural. La gente más joven en Alemania y también en Holanda y posiblemente en otros países, prefieren gastar su dinero en experiencias, un fin de semana en Ibiza, por ejemplo, antes que en comprar cosas. Esta nueva tendencia sociológica también la han observado las empresas de automoción, que han notado que las ventas son menores en este segmento demográfico de la población.
 
Albert Platte, Director de Marketing de la empresa NATURSTEIN RISSE, en la ciudad de Anrochte, también ve que el mercado alemán está creciendo en tamaño, siendo un impulso de este crecimiento las bajas tasas de interés. También piensa que las baldosas y tablas de cerámico aumentarán su presencia en el mercado. Señala que ahora la cerámica se puede usar en todo tipo de aplicaciones. Para su empresa, en la actualidad el mayor problema, y esto es algo en lo que todos los empresarios del sector están de acuerdo, es la falta de personal cualificado en la industria de la piedra. Los alemanes prefieren otros profesionales, y cada vez se está empleando a más extranjeros para colocación debido a la falta de operarios locales.
 
Albert Killing, de la empresa ALBERT KILLING NATURSTEINBETRIEB GmbH, ubicada también en Anrochte, piensa que la piedra natural seguirá teniendo su nicho en el mercado, pero su cuota de mercado bajará. También ve que la cerámica está aumentando sus ventas a costa de la piedra natural. El argumento de facilidad de mantemiento esgrimido por la gente de la piedra artificial tiene una especial resonancia en el segmento de viviendas que se construyen para ser alquiladas. También está aumentando el empleo de la cerámica para aplicaciones de exterior porque su manejo es más fácil. Albert Killing enfatiza que la orientación comercial de la industria de la cerámica ha sido un factor importante. Y destaca que la innovación tecnológica está alcanzando una fase en la que cada baldosa de cerámica es diferente.
 
Reiner Krugg, Director General de la ASOCIACIÓN ALEMANA DE LA PIEDRA, confirma la tendencia positiva de la industria de la construcción en su país. Las bajas tasas de interés existentes ha animado a mucha gente a invertir en nuevas viviendas para alquilarlas y obtener mejor rentabilidad financiera. También hay un gran número de edificios oficiales en construcción en todo el páis. Está aumentando la reforma de viviendas, y de jardines privados en los se tiende a emplear piedra natural. En cuanto a encimeras de cocina, el 50% de la cuota de mercado sigue siendo para la piedra natural. La caliza de Alemania, Italia y España está ahora de moda. El uso del travertino de Turquía e Italia también ha aumentado. Los arquitectos prefieren piedras de un solo color, y los acabados más populares son arenado, flameado y abujardado.
 
En general, por lo tanto, se percibe una sensación muy positiva sobre el estado de la construcción en Alemania. Pero también resulta evidente que la industria de la piedra natural se enfrente a un nuevo reto sin precedentes: el de piedra de imitación. La manera en que se responda a este reto determinará si la industria prospera o no.