intermarmor
krishnasaigranites

Una nueva industria del mármol en la India

En el mes de septiembre de 2016, el gobierno indio anunció una nueva política de importación de bloques de mármol que tendrá importantes consecuencias para el desarrollo de la industria del mármol en la India. La nueva política liberalizada, pese a que sigue manteniendo altos aranceles de importación, al menos facilita la implantación de fábricas para importar bloques de mármol. Antes, la mera importación de bloques de mármol en el país tenía tantas restricciones y condiciones que sólo unos pocos eran capaces de manejarlas a través de una locura de burocracia y conseguir licencia para importar mármol. Al trasladar la política de importación bajo la categoría de Licencia General  Abierta, se han cumplido al fin peticiones de muchas empresas de piedra que querían instalar nuevas fábricas.

Siendo la economía grande de más rápido crecimiento del mundo, con una enorme población y un todavía largo camino de desarrollo por recorrer, el potencial de crecimiento de esta industria en la India es obvio. Las altas tasas de importación provocan que cualquier mármol de importación elaborado termine colocándose en el segmento premium del mercado. Los expertos estiman que el mercado total para mármol de la India es de unos 35 millones de toneladas al año, y en la actualidad se está importando sólo 800.000 toneladas. Bajo las nuevas políticas, el mercado de importación de bloques podría alcanzar los 5 millones de toneladas en los próximos cinco años, según algunas estimaciones, asumiendo que del 15 al 20% del mercado de mármol está en el segmento premium. Definimos premium en este caso al segmento cuyo precio es de aproximadamente 25 Euros por metro cuadrado.
 
La reciente desmonetización de los billetes de valor alto, supuso un golpe importante a la industria de la construcción en India (a fecha de febrero, 2017), donde el pago en efectivo está muy generalizado, especialmente en las construcciones de calidad de las ciudades grandes, precisamente el segmento donde más se emplea mármol importado. Como se espera que los precios de la construcción de edificios del segmento premium bajen significativamente, se dice que alrededor de un 30%, los efectos positivos de la nueva política seguramente se tardarán en ver, debido a un repentino declive de la demanda y del número de transacciones. No obstante, la mayoría de la gente espera regresar a la normalidad en uno o dos años, quizá antes. Mientras tanto, dada la enormidad y la diversidad del mercado y el rápido crecimiento económico de la India (alrededor del 7%), ya se están instalando nuevas fábricas de mármol en diferentes zonas del país.
 
Antes de que se anunciara la nueva política de importación, en el sur de la India sólo había una fábrica de mármol. Ahora se están instalando cerca de 30, cada una de ellas con uno o dos telares de mármol, en medio de una actitud general de cautela y de “esperar y ver”. Se espera que se instalen 50 telares nuevos de mármol en los próximos doce meses, principalmente en el área de Hosur, muy conocida por su industria de elaboración de granito. El ánimo general es de optimismo cauteloso, con la esperanza de que la construcción se recupere de manera gradual. La industria informática del país sigue creciendo e invirtiendo, y esto podría proporcionar demanda de mármol elaborado localmente. Pero también se espera que otras industrias comiencen a crecer con rapidez y pronto.
 
En el sur de la India el mercado del mármol es generalmente para material de calidad primera o extra. Los proyectos suelen hacerse con mármol de alta calidad, porque el terreno es muy cara, especialmente en las grandes ciudades, y un mármol de importación caro es sólo una pequeña parte del coste total.
 
Los colores más populares son el marfil y el beige. Los blancos también están de moda, siguiendo la tendencia global. El mármol de importación probablemente sustituirá de alguna manera al granito en el mercado local, especialmente en el sur del país.
 
Con el tiempo, se desarrollará una industria procesadora de mármol mucho mayor de la actual, basada en mármol importado, con fábricas principalmente en las zonas costeras, tanto en el este como en el oeste, debido a factores logísticos. Se espera que entre mucha gente nueva en esta industria. El escenario se verá mucho más claro en unos tres años.
 
Una posible consecuencia de la nueva política de importación, de acuerdo con expertos de la industria, que prefieren no dar sus nombres, podría ser la desaparición o la reducción de compras de bloques de mármol por parte de algunas empresas que antes prosperaban en el controlado ambiente empresarial donde la competencia estaba restringida. Ahora puede que les resulte difícil adaptarse a la nueva situación de libre competencia, que requiere una nueva mentalidad y probablemente dé mucho menos margen de beneficios. El tiempo lo dirá.
 
Por ahora, siguiendo las consecuencias de la liberalizada política de importación de mármol, y la posibilidad de que el gobierno adopte más medidas favorables para industria, ha habido ya una gran agitación en el mercado, y la India sigue siendo unos de los pocos mercados prometedores donde los vendedores de bloques de mármol pueden tener perspectivas de aumentar sus ventas en el futuro.
 
 

(Agradecemos a Raghav Reddy, Gurmeet Modi, Vishwanath Reddy, entre otros, su ayuda en la elaboración de este artículo).