Iron Stones: El nuevo material brasileño en el mercado

En la última década, Brasil ha lanzado al mercado cientos de nuevas piedras dimensionales. De hecho, el número de materiales nuevos que ha lanzado Brasil en este corto periodo de tiempo supera el de toda Europa en los últimos doscientos años.

La mayor parte de estos nuevos lanzamientos han sido granitos y cuarcitas. Los materiales denominados granitos dentro de la industria de la piedra dimensional incluyen una gran variedad geológica de rocas silíceas. El grupo de las cuarcitas lo componen rocas con base de cuarzo, especialmente cherts, silexitas, jaspiritas y metaconglomerados, así como cuarcitas auténticas e incluso formaciones de hierro (“ironstones” o “piedras de hierro”).

Tanto el diseño del color como las texturas y estructuras de las cuarcitas son muy diferentes de los de los granitos convencionales y más similares a los de las rocas carbonatadas (mármol en general). Sus atributos comerciales combinan una alta resistencia química y físico-mecánica, incluso mayor que la del granito, con una belleza más clásica y translúcida como la del mármol, el ónix y el alabastro.

 

Siendo unas rocas altamente abrasivas, el uso de las cuarcitas ha sido optimizado por la maquinaria y las herramientas diamantadas. Las cortadoras multihilo, por ejemplo, permiten el corte de tablas en un periodo de tiempo menor y a más bajo coste. De manera similar, las cabezas diamantadas actúan muy satisfactoriamente en el pulido de las tablas.

Dependiendo de la altura del bloque, el corte de tablas en telares convencionales puede llevar de 20 a 30 días, con 3 ó 4 cambios de hojas. El proceso en cortadoras de diamante multihilo, por otra parte, requiere sólo 40 horas y produce tablas de muy buen calidad. Los hilos diamantados también se han utilizado con éxito en canteras para extraer los bloques.

El valor de referencia para absorción de agua (~0.05%) de las ironstones es extremadamente bajo. La aplicación de resinas en las operaciones de pulido se hace sólo para la homogeneización y el ajuste de micro roturas y de pequeñas imperfecciones de la superficie.

Otros parámetros tecnológicos de referencia muestran una alta resistencia a la deformación y compresión, así como a la abrasión. La resistencia a la flexión según la norma ASTM-C880 es 22 Mpa; el módulo de ruptura medido por la norma ASTM-C99 es 30 Mpa, y la fuerza de compresión, según la norma ASTM-C170 es 291 Mpa.

Desde el punto de vista geológico, las rocas cuarcíticas tienen usualmente un origen sedimentario y su formación está relacionada con secuencias de metamorfismo y recristalización de arena/cuarzo. La textura de las cuarcitas auténticas es generalmente sacaroidal (granoblástica), lo que permite distinguir los cristales de cuarzo. Los cherts, silexitas, jaspiritas y las ironstones suelen estar formados por precipitación química de sílice o de sedimentos preexistentes, y su textura es criptocristalina.

Las rocas con base de cuarzo que reciben los nombres de Iron Red, Magma, Red Metal y Silver Red son, de hecho, formaciones recubiertas de hierro (BIF´s), históricamente extraídas en Brasil como mineral de hierro. La formación geológica de estos BIF´s tuvo lugar hace 200.000 ó 300.000 millones de años, y su zona de formación se encuentra en el Estado de Minas Gerais (Cuadrángulo de Hierro).

Estas rocas están caracterizadas por su alternancia de sílice (cuarzo criptocristalino) y óxidos de hierro (hematita y magnetita), que forman capas de plegados complejos de grosor subcentimétrico a centimétrico. Los colores marrones, rojizos, grises y negros, así como los metálicos, se deben a los óxidos de hierro, que constituyen del 30 al 60% de la roca.

Los minerales férricos del Cuadrángulo de Hierro de Minas Gerais están compuestos de BIF´s, y hematitas. Los depósitos de Minas Gerais y Pará (Complejo de Carajás) incluyen al menos un 25% de BIF´s, con un total de unos 60.000 millones de toneladas.

Como podemos ver, los ironstones no son materiales raros en la naturaleza. Son, no obstante, muy duros y muy abrasivos, y requieren maquinaria y técnicas especiales para la extracción de bloques y la obtención de tablas. Los depósitos son muy fracturados, lo que hace difícil obtener bloques de buen tamaño.

Todo este duro trabajo de extracción y elaboración es, sin embargo, bien recompensado, porque las tablas pulidas de ironstones tienen una belleza única, como si fueran una obra de arte. Las tablas de ironstones que se exhiben en las ferias internacionales del sector de la piedra siempre provocan gran curiosidad del público y del potencial consumidor final para su uso en interiores.

Las principales variedades estéticas de las ironstones en oferta en el mercado difieren principalmente en el grado de deformación y flexión y en la incidencia de los colores negro-gris y rojizo-marrón.

Hay que señalar que el color rojo no es el resultado de efectos producidos por el clima, sino que se debe al estado primario de oxidación del hierro en la roca. El comportamiento de la hematita y la magnetita (óxidos de hierro) es muy diferente del de la pirita (FeS2), un sulfuro de hierro inestable que puede oxidizar con más o menos rapidez y producir manchas.

El material denominado Iron Red se caracteriza  por su llamativa franja y por la predominancia del color rojo sobre el gris. En algunas variedades de Iron Red destaca una sombra de color gris oscuro.

El material Silver Red destaca por sus colores metálicos grises y su estructura de pliegues y brecha. Los proveedores de esta variedad dicen que este material se extrae en el Condado de Itatiaiuçu, a unos 100 km al sur de la ciudad de Belo Horizonte, en una zona incluida en el Cuadrángulo de Hierro del Estado de Minas Gerais.

Hay que enfatizar en el hecho de que si los granitos brasileños de grano grueso son considerados materiales exóticos, las ironstones merecen el tratamiento de materiales súper exóticos. Además del pulido, se ha aplicado con éxito el acabado raspado en las ironstones, destacando el contraste de franjas y colores y formando interesantes figuras en relieve.

Los proveedores de ironstones reciben demandas para varios tipos de aplicaciones, que incluyen suelos, portales, chimeneas, marcos, encimeras, balcones, etc. Han recibido pocas quejas acerca de problemas en las aplicaciones de ironestones.